Según la Cancillería, esta construcción “impacta negativamente” la integración fronteriza bilateral.

Hace dos semanas varias volquetas con tierra recorren las calles de Moraspungo y Pinllopatam sector de El Calzado, en el sur de la capital. “Se trabaja sin descanso”, aseguran los guardias del lote de terreo de 21 860 metros cuadrados.

El contrato incluye dragado, construcción, mantenimiento y operación del canal de navegación de acceso hasta Posorja.

Maestros de la construcción afiliados a la Red Socio Empleo llevan varios meses en espera de una vacante y dicen que autoridades del Estado no cumplen promesas de trabajo en varias obras.  

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver