Ecuador alista más ciudades que ingresen al Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía

Editar artículo
Ecuador alista más ciudades que ingresen al Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía Foto: cortesía

Compartir

Seis municipios ecuatorianos participaron durante el primer taller para coordinadores nacionales del Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía (GCoM), organizado en Lima por el Programa Internacional de Cooperación Urbana para América Latina y el Caribe (IUC-LAC), con el apoyo financiero de la Unión Europea. Se trata de la mayor alianza global de alcaldes y líderes locales comprometidos en la lucha contra el cambio climático.

Entre las ciudades destacó el liderazgo de Quito y Cuenca para la elaboración de estrategias locales de Mitigación de gases de efecto invernadero (GEI) y Adaptación al cambio climático de las otras cuatro ciudades participantes de ese país: Portoviejo, Santa Rosa, Pastaza y Santa Cruz de Galápagos.

Junto a sus pares de Bolivia, Perú y Chile, los líderes ecuatorianos saludaron el intercambio de experiencias con otras Ciudades Emblemáticas de la región en fases muy avanzadas de elaboración de sus propios Planes de Acción Climática y de Energía Sostenible (SECAP, por sus siglas en inglés). La mayoría coincidió que la falta de financiamiento y capacitación son las principales dificultades de la región en materia de cambio climático.

Además de las ciudades mencionadas, participó la Asociación de Municipalidades de Ecuador (AME), órgano que congrega al total de los 921 cantones o municipios de ese país y actúa como Coordinador Nacional del Pacto en el país. Las ciudades de Loja y Guayaquil, que también son firmantes del Pacto en Ecuador, no participaron.

En los cuatro días que duró el foro ciudadano, los países generaron las sinergias para una plataforma común en la región que reduzca emisiones de GEI, promueva el acceso a la energía sostenible y difunda la iniciativa global a un mayor número de ciudades por cada país.

El ánimo de las ciudades ecuatorianas por formar parte del Pacto es creciente. “Al regresar a Ecuador, nos pondremos a trabajar en la fase de estrategia de implementación del Pacto en el país de las demás ciudades y se sabrá cuántas ciudades más podrán ingresar al Pacto”, afirmó Cecilia Pozo, de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME).

De similar opinión es David Llerena, funcionario de la AME, quien señaló que su grupo de trabajo logró la directriz de capacitar a los municipios en fase incipiente a elaborar sus estrategias locales de mitigación y adaptación. “Estamos viendo de qué manera la AME puede ayudar en la recolección de información para realizar los inventarios”, dijo.

Durante la exposición del segundo día del taller, la representante de Cuenca, Catalina Albán dijo que esa ciudad avanzó mucho su Plan de Acción climático y de Energía este año, porque lo venía elaborando desde el 2016, que primero fueron las guías básicas, donde incluyó conceptos, definiciones, inventarios de emisión de GEI y evaluación de riesgos, así como medidas técnicas para la eficiencia energética.

El 55% de la huella de carbono de Cuenca corresponde al transporte, en una ciudad donde el 66% de la población ocupa el 2% del territorio.

Jorge Nuñez, especialista en la formulación de NDCs de Ecuador y delegado de Cambio Climático del Ministerio del Ambiente de Ecuador, comentó que el Pacto permite a los gobiernos locales participantes “subirnos en una plataforma de trabajo conjunto, orientado a los propósitos y fines nacionales” y subrayó que un punto crítico es la pobre disponibilidad de información y las limitadas capacidades locales.

“Es poca la gente que tiene suficientes competencias y capacidades como para emprender en procesos de generación de inventarios, de diagnóstico, de análisis de vulnerabilidad y riesgo, todavía son temas poco difundidos y poco conocidos que demandan de recursos”, indicó Jorge Nuñez.

¿Qué se discutió en los talleres?

En el marco de la estrategia de apoyo a las Ciudades Emblemáticas en la producción de sus propios SECAPs, los talleres permitieron que los coordinadores nacionales reciban herramientas para desarrollar sus capacidades y compartirlas con las de otras ciudades de la región que aspiran a ser signatarias del Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía en América Latina y el Caribe (GCoM-LAC).

Para ser signatario de pleno derecho del Pacto, las ciudades firmantes presentan su SECAP en los próximos tres años. Transcurrido ese plazo, el Plan de un municipio puede recibir recomendaciones que debe subsanar o, de lo contrario, se incorpora al Pacto, habilitando la posibilidad de solicitar subvenciones y fondos para proyectos.

Avanzar en la implementación efectiva de los NDCs y el cumplimiento del Acuerdo de París, requiere de marcos nacionales que tengan en cuenta los roles y funciones de todos los niveles de gobierno. Teniendo esto presente, EUROCLIMA+ ha desarrollado un módulo de capacitación, en fase de piloto en estos talleres, mediante el cual busca contribuir al fortalecimiento del marco de gobernanza de las políticas climáticas y a la integración de la coordinación vertical como un tema clave para la implementación de las NDCs en los países de  América Latina. Adicionalmente, mediante la colaboración entre IUC y EUROCLIMA+ se espera encontrar mecanismos y mejorar procesos que permitan alinear SECAPs con las NDCs de sus respectivos países.

Es importante mencionar que el embajador de la Unión Europea en Perú, Diego Mellado, y la directora de Cambio Climático y Desertificación del Ministerio de Ambiente de Perú, Rosa Morales, también afirmaron su apoyo al Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía, así como su enfoque desarrollador de habilidades. “Hoy más del 70% de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) proceden de las ciudades, por tanto es un desafío que estas tienen que considerar”, agregó el Embajador de la Unión Europea en Perú.

Alrededor del 54% de la población mundial reside en las ciudades. En América Latina el porcentaje es aún mayor: 81%.

Las acciones impulsadas por los adscritos al Pacto Global de Alcaldes contribuirán a una mejor calidad de vida y a un desarrollo económico sostenible e inclusivo para con sus comunidades, con el objetivo de conseguir un futuro con menos emisiones de carbono y resiliente climáticamente, que vele por la salud de sus habitantes y siente las bases de un futuro económico mucho más próspero.

Valora este artículo
(0 votos)

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver